Bienvenido a nuestro nuevo sitio de Musicoterapia!

Noticia Ampliada

Si Ud. tiene que realizar una consulta en Musicoterapia, AMdAr recomienda:


A la Comunidad en general.

Ante la permanente y confusa información que, a través de los medios masivos de comunicación, se transmite acerca de la Musicoterapia, la Asociación Musicoterapeutas Argentinos asume la tarea de difundir a la población una serie de recomendaciones que tienen como objetivo el cuidado y la precaución que se deben tener y los pasos a seguir para recibir una adecuada atención en Musicoterapia:

  1. Exigir al Musicoterapeuta el Título de “Licenciado en Musicoterapia” único nivel académico autorizado para realizar la práctica clínica musicoterapéutica. (no son válidos para ejercer los Títulos de “Musicoterapeuta”, “Musicoterapeuta en Prevención” ni los otorgados en cursos o seminarios aunque sean universitarios)
  2. El Musicoterapeuta tratante debe poseer Matrícula otorgada por el Ministerio de Salud de alguna de las Jurisdicciones Provinciales en las que esté reglamentado el ejercicio de la profesión (Ej: Provincia de Buenos Aires)
  3. Pese a que frecuentemente existe una tendencia a indicar tratamientos musicoterapéuticos con una modalidad grupal, nuestra posición es que, para una adecuada atención de la singularidad de cada problemática, lo más adecuado es que el tratamiento sea Individual.(No consideramos Musicoterapéuticos los “talleres de musicoterapia”)
  4. El Tratamiento de Musicoterapia consiste en un Proceso autónomo que incluye entrevistas de admisión, la apertura de una Historia Clínica,  el Examen Clínico Musicoterapéutico, el Diagnóstico y la indicación correspondiente. (La atención en Musicoterapia no está subordinada a ningún otro tratamiento que el Paciente esté realizando)
  5. La consulta en Musicoterapia puede ser realizada de forma directa sin necesidad de derivación ni intermediación alguna por parte de otro profesional. (la Musicoterapia y el Musicoterapeuta no dependen del aval de ninguna otra disciplina para su Ejercicio Profesional)
  6. Los Instrumentos Relacionales que utiliza el Musicoterapeuta (Voz, Sonido, Música, Instrumentos Musicales) no producen, en sí mismos, ningún “efecto terapéutico” (por lo tanto las indicaciones para los tratamientos de Musicoterapia no pueden estar basadas en “efectos Mozart”, “músicas sanadoras”, “aprendizajes musicales”, maniobras de estimulación sonora o cualquier propuesta de “curación alternativa”, complemento o acción auxiliar de otras terapias)  
  7. Es de fundamental importancia que el Paciente, desde su iniciativa, sea quién le atribuya significación a los Instrumentos Relacionales y que la mayor o menor destreza en su contacto o ejecución no sea considerada un parámetro que indica mayor o menor salud. (No deben existir, por parte del Musicoterapeuta, consignas, maniobras, condicionamientos que interfieran la acción espontánea del Paciente)

Lic. Rubén Gallardo